CARGANDO

Hacen falta líderes diferentes, ¿quién se apunta?

Por: Eduardo Lan

“Para resolver los problemas tan complejos que vivimos, quizá sea necesario otro tipo de liderazgo, uno basado en facilitar el éxito del otro en lugar de procurar el éxito propio.”

Estamos pasando tiempos difíciles, muy difíciles. El dólar está  por los cielos, el precio del petróleo  y los metales está bajísimo y el mercado laboral no augura un buen  año. Se estima, por ejemplo, que alrededor  de un millón de personas que trabajan  en la industria del petróleo y gas serán  despedidas este año, lo cual desencadenará  despidos masivos en otras industrias y un clima económico nada alentador  para cualquiera que tenga que ver con  el dólar o el petróleo, o sea casi todo el  mundo.  Aunado a esto, existe una pérdida de  valores, prácticas, éticas cuestionables,  competencia desleal, corrupción y una  generalizada falta de civismo. En términos de valores, por ejemplo, todo parece  tratarse de quién tiene más dinero,  poder, belleza, inteligencia, popularidad,  etcétera. Solo se tiene que ver las noticias,  leer un periódico o salir a la calle  para darse cuenta del pobre clima social,  económico y cívico que impera en  nuestro país y ciudad. Y aunque la situación
en México y otros países en vías de desarrollo es particularmente delicada,  este clima existe hoy día en todas partes  del mundo y afecta de igual manera a  las grandes potencias.  En tiempos así, es normal que cada quien vea por sus intereses y que dichos como “cuídate a ti mismo, ya que nadie más lo hará por ti” y “no me pidas  que haga algo por ti, que tú no harías por mí” cobren vida. Épocas como las que vivimos parecen poner a prueba nuestra misma existencia y comúnmente nos atenemos a la regla de que el más fuerte será el que al final sobreviva.
Cooperación, colaboración y liderazgo
Pero ¿qué si nuestra sobrevivencia, como personas, grupos, organizaciones, países y mundo,  no depende de nuestra fuerza individual, sino de nuestra sabiduría colectiva? ¿Qué si estos tiempos tan difíciles presentan problemáticas demasiado  complejas para ser resueltas por un solo individuo,  no importa qué tan inteligente o  hábil sea él o ella? Lo que se requiere, pienso yo, es otro nivel  de cooperación y colaboración entre las personas  para resolver problemas muy complejos y un  liderazgo que facilite este nivel de colaboración.

 

Leave a Comment